PATROCINAN
 
Censor y antidemócrata, dirige la prensa de Cádiz.
Para quienes nos dedicamos a trabajar, a ganarnos el sustento con nuestro propio esfuerzo, sin esperar ayuda, la nómina pública o el dinero de los contribuyentes, obtenido en buena medida por la mecánica del sobeo o el empujón, nos resulta incómodo tener que dedicar tiempo a alertar sobre los límites en los que los farsantes voceros de la Libertad, aquella que les da pingües beneficios en charlas, columnas, congresos y reuniones mil, además de pasajes gratuitos a medio mundo, preteden establecer en las opiniones ajenas.
José Piñeiro

Doscientos años después de aquel intento liberal, de destrucción de privilegios, de piramidal estructura social, los avispados camaleones siguen saltando de rama en rama, holgadamente, viviendo de hacer croniquillas y verter opiniones sobre unos y otros, despellejando o ensalzando a gusto de sus conveniencias momentáneas o intereses políticos o dinerarios, por el simple hecho de haber tenido la habilidad de politiquear sin llegar a alcanzar rango de compromiso, o ponerse a la cabeza de los incautos periodistas, por arte de birlibirloque.
 
Ya, en esa posición privilegiada, la vida se ve de otra manera, y al contrario que los grandes e ilustres personajes que le precedieron, Fernando Santiago, actual presidente de la Asociación de la Prensa de Cádiz, esa que acumula más parados en su seno cada día, se dedica al pluriempleo como funcionario, columnista, videografo, presentador y director de programas de televisión. La solidaridad gremial queda en la escritura, en papel manchado de hipocresía.

Desde esa posición, el presidente de la Asociación de la Prensa de Cádiz confunde su visión de espejo distorsionador de la realidad, como cuarto oscuro de la Torre Tavira, con el certero enfoque de la vida social, ciudadana, y política de Cádiz. Adapta la realidad a su desvirtuado enfoque, y arremete, con la inmunidad que da el cargo, contra la gente que le incomoda, a la que cree ver como hormiguitas a las que pisar desde lo alto de su posición.

No vamos a entrar en cuántos viajes a cuatro continentes, dietas, comidas, desayunos, ágapes, fiestas y meriendas; cómo, quien y por qué se pagaron la organización de actividades, charlas, conferencias y artículos, de momento, ni vamos a pensar que todo ello influye en que no se hable o escriba sobre los agujeros económicos de ciertos organismos. Sólo vamos a tratar de exigir, públicamente, que ni el señor Santiago, ni ninguno de sus amigos-colaboradores, ataquen impunemente e intenten desprestigiar la labor de otras personas o entidades, sólo porque se crean no sólo defensores de la Libertad que pregonan, sino la Libertad misma, o sea la única libertad, la que ellos establecen a su medida.

El señor Emilio de la Cruz, -que debería cuidar más por el respeto y el prestigio de su apellido que elevó el inolvidable Don Emilio de la Cruz Hermosilla, su padre-, denostó, minimizó y ridiculizó la labor de la Asociación Herederos 1812 y el trabajo de investigación histórica, social y cultural que realizó José Piñeiro y un equipo de asociados, en toda Iberoamérica, sin ayudas económicas oficiales de ningún tipo. El Sr. Emilio de la Cruz, empleó para su ataque el programa 'Café del Correo' que dirige y presenta su íntimo amigo Fernando Santiago.

Cuando pedimos rectificación pública, a través de la edición digital de Diario de Cádiz, en la sección 'Con la Venia', una columna blog de Fernando Santiago, éste, que la firma en su calidad de presidente de la Asociación de la Prensa, autoproclamado 'dueño del blog' y censor, actúa como inquisidor y olvida sus proclamas de libertad, para ejercer, exclusivamente la suya, impide que los demás puedan escribir o defenderse de sus ataques o los de su amigo. Para él, la Libertad, es exclusivamente lo que sale de su boca o la de sus adláteres.

No se puede dilapidar, por escalar posiciones personales, el prestigio de la institución centenaria como la Asociación de la Prensa y, por simple decoro, Fernando Santiago debería optar por uno de sus empleos, tan bien remunerados, y dejar que otros periodistas compañeros suyos, hoy en paro por la acumulación del trabajo en tan pocas manos,puedan ganarse la vida honradamente.

El comentario, censurado por el presidente de la Asociación de la Prensa de Cádiz, que no ha visto la luz en Diario de Cádiz, sección 'Con la Venia' de Fernando Santiago, escrito por José Piñeiro Gonzalez, presidente de Herederos de 1812, es el siguiente:

  • "Un amigo me ha pasado este post y no me resisto a la tentación de opinar.
  • En primer lugar decir que a finales de 2008 pasamos varios dias investigando a Pedro Bautista Pino... repito, Bautista. Nos entrevistamos con Jerry (Como usted le llama), que preparaba su candidatura a gobernador del estado y con otros familiares de Pedro B. P. logramos encontrar entre otras muchas cosas una imagen de Pedro B. P. en un libro familiar bastante antiguo, nos entrevistamos con mas de diez historiadores entre los que destacaba el historiador del estado, Esteban Rael. Localizamos su lugar de enterramiento y su hacienda, parte fue publicado por Diario de Cádiz "Visita a la cuna del diputado doceañista Pedro Bautista Pino" Por suerte y por consejo de varios miembros de herederos no publicamos todo y nos reservamos la mayoria de nuestras investigaciones anteriores y posteriores, de lo poco que contamos (hasta las trampas que pusimos, jajajaja) lo han aprovechado el ayuntamiento, el Consorcio, historiadores y otros mangantes que no tuvieron la decencia, ni la horadez de citar las fuente o invitarnos a determinadas actuaciones que promovimos. Aunque todo esto me importa tres carajos, lo que me jode es que sigamos asistiendo a mediocres, descerebrados y aprovechados, como es el caso de su amigo (entre otros) (de la Cruz), quien llegó a manifestar publicamente y en su programa del correo, que nuestro trabajo solo fue una excursión cutre por América. Nos asquea, éste y otros bastardos que siguen aprovechando el nombre de insignes gaditanos, relegando a Cádiz a sus intereses personales, egoistas y rastreros. ¿Usted en que posición está? ¿Esta dispuesto a un cara a cara en su programa del correo?.
  • A la salud de Pedro Bautista Pino. Pedro Pino fue, Pedro Pino vino" salud.
  • Por cierto es Gerald Ortiz y Pino."


A la vista del comentario censurado por Fernando Santiago, esperamos que ese cara a cara se produzca, o al menos una rectificación pública, en el mismo medio en que se produjo, porque lo que pueda haber dicho De la Cruz en otros foros, ya nos encargaremos de que las rectifique o aclare una a una.

Este es el enlace de la polémica.

http://blogs.grupojoly.com/con-la-venia/2012/05/07/la-nueva-espana/#comments

Y a continuación los comentarios transcritos.

 

La Nueva España

Fernando Santiago Muñoz | 7 de mayo de 2012

El territorio de la Nueva España ocupaba, en la época de las Cortes de Cádiz, cuatro millones de km2, la mitad de los cuales forman hoy parte de los EEUU después de la guerra entre este país y México. Entre esos territorios estaba lo que hoy es Nuevo México, quizás el estado más español de los EEUU. De allí llegó Pedro Bautista y Pino, que luego volviese a Santa Fe y publicase , incluso , algún periódico. Un descendiente suyo vino a Cádiz: Jerry Ortiz y Pinos, miembro de la Asamblea legislativa del Estado por el Partido Demócrata. Conectamos con él por correo electrónico y se avino a visitar Cádiz coincidiendo con un viaje suyo a Europa. La APC lo trajo desde Italia con el compromiso del Consorcio (entonces bajo la gerencia de María Luis García Juárez) de que cubriría los gastos del viaje y la estancia. Una vez aquí, si te he visto no me acuerdo. Tan sólo el Ayuntamiento de Cádiz contribuyó a pagarle el hotel y le hicieron una ruta por Cádiz .

  • Vicente Nario

    ¿Y Quorum? ¿Dónde está Quorum? ¿Dónde se reconoce su logo? ¿Dónde se le da su sitio a los verdaderos artífices de esta visita?… Como siempre la alcaldesa pescando en aguas revueltas, demostrando una vez más su maestría en apropiarse de lo que no es suyo, aparte de tenerla de Macael.
    ¡Ya está bien! que es la única persona del mundo a la que se le han escapado seis miuras por la ciudad que gobierna y no la han sentado en un banquillo.

  • herederos1812
  • herederos1812

    Por cierto lo del Abraham de Nuevo Mexico es una necedad. Una nueva entelequia.

  • Fernando Santiago Muñoz

    Jose Piñero: no te he dejado el otro comentario porque incluía graves acusaciones contra un amigo. Quita eso y me encantaría poner tu opinión , fundada por tu visita.
    Cuando estuvo en Cadiz su mujer le llamaba Jerry, imagino que diminutivo de Gerald. Comimos con ellos y visitaron la ciudad de la mano de Los Enriques.

  • herederos1812

    Fernando, ¿has escrito quita eso? ¿no admites mi comentario porque vertia graves acusaciones a un amigo tuyo?… no puedo creer lo que estoy leyendo. Ya somos mayorcitos para asumir responsabilidades. Yo asumo la responsabilidad de mis palabras… Y tu?

  • Francisco Benitez Aguilar

    Me gusta ver esta discusión de gente que utiliza su horario de trabajo para sus lucrativos hobbies, mientras hay tantos periodistas en el desempleo, por causa del mangoneo en instituciones y medios de comunicación. En cuanto a censurar una información u opinión, se caen por su peso, las mentiras que se vienen barajando sobre la Libertad de Expresión y el Bicentenario que tan buen resultado económico y mediático han dado a algunos.

  • Jose Piñeiro

    Fernando, te acuso de censurar mi comentario y te informo, que nuestro viaje por América, ni fue una excursión como juzgó tu amigo, ni visita como juzgas tu. Fue un trabajo de investigación en toda regla, sobre los diputados americanos que participaron en las Cortes de Cádiz, que ya dura seis años y en el que participan un gran número de personas, de aquí y de allí. De visitas y excursiones sabes mas que yo.

  • Jose Piñeiro

    Mis comentarios, siguen esperando aprobación. Si crees que con esa actitud me vas a tapar la boca, te equivocas de plano.

  • Fernando Santiago Muñoz

    Jose Piñero: no he podido aprobarlos antes por motivos
    Personales. No tengo el más mínimo interés en censurarte nada pero no puedo permitir en el blog insultos personales. Escribe lo que tengas que escribir con la contundencia que estimes pero con respeto. No sé por qué buscas pelearte conmigo. Yo respeto lo que has hecho y no lo he criticado jamás. Si no te gusta que le llame visita a la expedición que hicisteis, lo siento. No tiene el más mínimo sentido peyorativo, como es fácil deducir.
    No sé qué te hace pensar que quiero censurarte. Tan solo modero el blog como a mí me parece mejor. Veo que quieres pelearte conmigo , pero yo no quiero esa pelea. Pienso que la expedición que hicisteis es notable y digna de apoyo.

  • Jose Piñeiro

    Fernando, no se donde has visto signos de pelea, pues nunca me he peleado con nadie, aunque si he repelido alguna agresión. En cambio tengo que recordar que tu sí, te dirisgiste a mi con signos intimidatorios y con un final tragicómico “Por mi como si te mueres” fue tu sentencia (en el pópulo), algo que ya tenia olvidado. En el siguiente post continuo, pues tengo trabajo que hacer. Gracias.

  • Jose Piñeiro

    Te reitero, nunca pelearía contigo, pero tengo el defecto de dar la cara y afrontar cualquier situación y por esta razón y con mis palabras, escribí el comentario que no me has permitido publicar, que tú, calificas como ofensivo hacia tu amigo Emilio de la Cruz y yo califico de censura, (yo he procurado escribir como se habla, lo dijo Camilo José cela). Nunca he tenido intención de responder a nada en tu blog, salvo cuando me siento agraviado y respondo en la medida de la ofensa, no te escribo como Fernando Santiago, pues como tal mi respeto es máximo, escribo al presidente de los periodistas y conductor del programa “Café del correo”. Todo lo que escribí en el comentario que has eliminado, lo mantengo, tal cual, con puntos y comas y si alguien se siente ofendido, debe saber que le proteje la ley. Lo que me asquea, son las habladurías, los mamoneos, los chismes y los cotilleos. También me asquea el culto o prestar oído a miserables y aquí es donde enmarco al presidente de los periodistas y conductor del programa Café del correo”.

  • Jose Piñeiro

    Tic-tac, tic-tac

  • Fernando Santiago Muñoz

    José Piñero: he estado fuera y no he podido atender los comentarios del blog como hubiera querido. Te reitero: tengo en alta consideración la expedición que organizaste , si has entendido algún menosprecio por mi parte, te pido perdón porque creo que fue una labor extraordinaria por la que te felicito y a la que ayudé en lo que pude.Quiero que entiendas que yo no puedo permitir en esto blog ese tipo de comentarios. No ya sólo porque Emilio de la Cruz sea mi amigo, sino porque el tono no me parece adecuado.Es así de sencillo. Yo no voy al salón de tu casa a insultar a tus amigos. Este blog lo modero yo y soy yo el que establezco las reglas. Tú puedes decirle lo que quieras a él, abrir un blog, hacer octavillas o volver a escribir lo que has escrito sin insultos ningunos. No quiero entrar en más detalles. Dos no pelean si uno no quiere.Ni siquiera me apetece hablar de lo del Pópulo.

  • Jose Piñeiro

    Con este video y para refrescarte la memoria, concluyo a la espera de tu respuesta y tomar las decisiones pertinentes.

  • Fernando Santiago Muñoz

    José Piñeiro: ni que decir tiene que puedes hacer lo que te parezca. Aún así te digo dos cosas después de ver el víedo: 1. No te nombra en ningún momento, ni a ti personalmente ni a tu proyecto. 2. Yo no estaba ese día. Te reitero: respeto mucho lo que hiciesteis pero cuando uno hace algo público no se puede asustar por la crítica.

  • Jose Piñeiro

    Fernando. Te equivocas en todos los extremos, 1º no es la única vez que este “sr.” califica en otros foros, nuestro proyecto como “Excursión cutre”.
    2º Si estabas ese día. 3º El nuestro, es un proyecto exclusivamente ciudadano, sin un euro de dinero público, tanto lo realizado en América, como en España.
    Con respecto a ayudas externas… ni una… tampoco la tuya.
    Mas bien recibimos zancadillas.
    Y nosotros si, hemos hecho participes, desde la asociación de la prensa, hasta las instituciones públicas.
    Pero como decía en el comentario que no has permitido publicar esto personalmente me importa tres carajos, aunque si lamento lo que en Cádiz se ha perdido.
    Prometo no seguir invadiendo tu blog y muchas gracias.

 




COMENTARIOS

  Jose Piñeiro - 31/05/2012 14:18:21
 
Javier, tengo suerte, mucha suerte, trabajo y me esfuerzo mucho para tenerla.
  Javier de la Cruz Gil - 28/05/2012 20:44:27
 
Gracias por la parte que te toca y suerte en este proyecto.
  José Piñeiro - 28/05/2012 15:10:32
 
Amigo Javier de la Cruz, el artículo que publicamos dice textualmente "El señor Emilio de la Cruz, -que debería cuidar más por el respeto y el prestigio de su apellido que elevó el inolvidable Don Emilio de la Cruz Hermosilla, su padre- No solo se trata con respeto, también con admiración. Nosotros honramos la figura de tu padre. Bienvenido a nuestra revista ciudadana.
  Javier de la Cruz Gil - 26/05/2012 14:22:01
 
No creo que un comentario que no nos guste de una persona, pueda representar el prestigio e historia de todo un profesional del mundo del periodismo y del mundo americanista como el de Emilio de la Cruz Hermosilla, mi padre. Que sea una excursión de amigos o un trabajo científico es cuestión de opinión y conocimiento, pero jugar a mezclar personas y personajes es poco profesional y respetuoso. De las más de treinta ocasiones en las que mi padre viajó a diferentes páises hispnoamericanos, en los que dió conferencias, cursos e incluso diseño viajes de SS MM los Reyes de España, le costaron muchas veces hasta esfuerzos de su propio bolsilllo, pero tenian un objetivo y un resultado que hacían de los mismos, proyectos profesionales y para la historia. Debemos tener la libertad de opinar sin insultar y faltar y los demás, el derecho de replica, sin hacer párticipes de estas opiniones a personas ya desaparecidas y mucho menos, que esto afecte al prestigio de un apellido. Somos muchos los que lo llevamos con la cabeza muy alta y con el máximo orgullo.
  Susana - 24/05/2012 01:00:49
 
CARTA ABIERTA DE IÑAKI ERRAZKIN A FERNANDO SANTIAGO Leí las diatribas que contra mi persona publicaste en tu blog a raíz de la noticia, ampliamente difundida, del viaje a Gaza del barco Gernika que pretendía ayudar a romper el bloqueo que el Estado sionista de Israel ha impuesto al pueblo palestino, y si no te he contestado antes ha sido, precisamente, para no distraer a la opinión pública de lo fundamental: el éxito de la expedición internacionalista que, como ya es sabido, ha sido relativo, pues los gobiernos de la Unión Europea y de los Estados Unidos pusieron toda suerte de trabas a la misión solidaria. Así y todo, Rumbo a Gaza ha conseguido, en parte, su objetivo al romper, al menos, el bloqueo informativo del genocidio que lidera Netanyahu con la complicidad de, entre otros, los gobiernos títeres de Grecia y España. Los post de referencia son los titulados "Batasunos" y "Abretzale" (sic), correspondientes a los días 8 y 9 del pasado mes de junio. En ellos me acusas más o menos abiertamente de ejercer el periodismo sin poseer la licenciatura en Ciencias de la Información y de haber militado en Herri Batasuna, cuestionando de paso mi titulación universitaria en Derechos Humanos y mi participación en la II Flotilla de la Libertad en calidad de observador internacional. Quienes me conocen saben que jamás me escondo y que siempre miro a los ojos de mis interlocutores. Así lo he hecho contigo en las pocas ocasiones en las que hemos hablado, la última a raíz de una entrevista que concedí a Santiago Laz para su programa "A las 10 en casa" en Onda Luz a propósito de la publicación de un libro mío sobre la realidad cubana. Que yo recuerde, y tengo una excelente memoria, nuestras conversaciones han sido siempre muy cordiales y nunca, ni una sola vez, me has dicho a la cara algo de lo que ahora te atreves a escribir amparado en la impunidad que proporciona hacerlo en un blog fundado para alimentar tu ego de cacique provinciano. No voy a repetir aquí el contenido de tus libelos (quien los quiera consultar, puede hacerlo en los enlaces respectivos), pero me llama la atención que pongas en entredicho mi profesión de periodista. Yo tengo titulación universitaria y me dedico profesionalmente al periodismo desde hace más de veinte años sin solución de continuidad. Para tu información, he trabajado en el diario Egin y en las revistas Punto y Hora de Euskal Herria, Ardi Beltza y Kale Gorria; he sido columnista del periódico Cádiz Información, del que, por cierto, me fui voluntariamente por negarme a aceptar la censura de un artículo; he dirigido y presentado el programa de radio "Tarjeta de Visita" en Iluna Irratia; he formado parte de la dirección de Canal Cádiz TV durante muchos años, presentando, entre otros, el programa de debate "El Mentidero", el de más audiencia en su época, hasta el punto de haberse prestado a participar en él, en vivo y en directo, los primeros candidatos provinciales a las elecciones generales del año 2000 [Alfonso Perales (PSOE), Aurelio Sánchez (PP), Willy Meyer (IU), José Luis Núñez (PA) e Isabel Álvarez de Toledo, duquesa de Medina Sidonia, ésta, colaboradora habitual, representando a la siempre mayoritaria opción abstencionista]. Doy estos nombres como ejemplo de la aceptación de mi trabajo, pero la lista sería interminable pues en Canal Cádiz TV se han emitido entrevistas mías a personas tan conocidas y variopintas como el hoy ministro Ramón Jáuregui, el entonces presidente de la Junta de Andalucía Manuel Chaves, el histórico sindicalista Nicolás Redondo Urbieta, el fundador de los GRAPO José María Sánchez Casas, el director general de la UNESCO Federico Mayor Zaragoza, el presidente del Parlamento cubano Ricardo Alarcón de Quesada, el ministro cubano de Cultura Abel Prieto, la argentina Hebe Pastor de Bonafini, Aitana Alberti, el integrista jesuita Jorge Loring y un larguísimo etcétera que incluye al fiscal jefe provincial Isidoro Hidalgo y a la práctica totalidad de políticos gaditanos de aquellos años, hombres y mujeres, entre las que, por supuesto, se encontraba la alcaldesa de Cádiz y diputada nacional Teófila Martínez, que siempre me obsequiaba con dos calurosos besos. O témpora, o mores, que diría Cicerón. Además, he dirigido y presentado, con gran éxito, el programa de entrevistas y debate "Almoraima" en el canal de televisión Onda Sur, que emitía para todo el campo de Gibraltar; he sido director general del grupo de comunicación Nabarreria, editor de las revistas Orbela, Donibane, Aldapa, Ostoki, Auzolan, Ibaialde y Nabarra y del periódico electrónico nabarreria.com; soy colaborador del Diario de Noticias de Navarra y presido la Asociación Cultural Pensamiento Libre, editora hasta marzo de 2005 del magacín quincenal Cádiz Rebelde y, desde entonces, del diario digital inSurGente, del que soy actualmente director junto a mi compañero Jorge López Ave. Por razones de espacio dejo muchas otras actividades en el tintero, pero creo que lo expuesto es suficiente para ilustrarte al respecto de mi currículum profesional. Y si antes he mencionado que tengo titulación universitaria ha sido para diferenciarme en ese aspecto de otros periodistas que no la tienen, realidad manifiesta sobre la que nunca he oído un pronunciamiento tuyo; verbigracia, el bueno de Juan José Téllez, Pepe Landi o Àngels Barceló, tu jefa en la cadena SER, entre cientos de casos. Pero lo cierto es que la tengo, y por duplicado, pues soy Diplomado Universitario en Enfermería por la Universidad de Cádiz y Diplomado Universitario en Derechos Humanos por la Universidad Iberoamericana, lo que me habilita para fungir profesionalmente como consultor y/u observador internacional, y con esto desmiento otra de tus acusaciones. Nos queda una, a mi juicio la más jugosa, pues afecta a nuestras diferentes concepciones de la democracia, de la justicia y de la vida. Me refiero a tu insidioso recordatorio público de mi pretérita militancia política en Herri Batasuna. Para tu información, te diré que en el único partido político ilegal que he militado en mis 54 años de vida ha sido en el Partido Comunista de España, en el que ingresé en julio de 1973, en plena dictadura, cuando aún no había cumplido 17 años. El PCE de entonces, era, efectivamente, ilegal, y pertenecer a él suponía asumir el hecho más que probable de ser arrestado, torturado, encarcelado e, incluso, asesinado por miembros de algún cuerpo policial. A ti te sonará lo que te cuento, pues en tu peregrinaje político te afiliaste al Partido, si bien después de pasar por el PSA de Rojas Marcos y, como no podía ser de otra manera, cuando la militancia ya no entrañaba riesgo alguno. La lucha de clases había dejado paso a la lucha de cargos y viste en el PCE un trampolín hacia la ansiada prosperidad social. Un trampolín desechable, por supuesto, pues te faltó tiempo para sembrar cizaña dentro de Izquierda Unida y arrimarte al PDNI, umbral del cálido pesebre del PSOE, a un paso ya de las actuales canonjías de las que disfrutas. Roma no pagaba traidores, pero el partido de los GAL nunca ha tenido escrúpulos en remunerarlos con generosidad, faltaría más. Tras casi cuatro años de intensa militancia clandestina entre Cádiz y el País Vasco, fui detenido por la Guardia Civil en Gernika el Jueves Santo de 1977 junto a otros cuatro compañeros de célula, con tan buena fortuna que dos días después, el Sábado Santo, el PCE fue legalizado y nosotros puestos en libertad, convirtiéndome sin pretenderlo en uno de los cinco últimos presos políticos del Partido Comunista de España. Meses más tarde, en el otoño del mismo año, me detendrían de nuevo, esta vez los grises repintados de marrón. Me acusaban de participar en los sucesos de Astilleros, y tenían razón porque participé, y muy activamente además, de lo cual me siento muy orgulloso. Pepe Mena y Salvador Pascual fueron los dos camaradas que me rescataron de la comisaría gaditana, la de la calle Isabel la Católica, de infausto recuerdo. Los motivos que me animaron a ingresar en el partido que entonces lideraba Santiago Carrillo fueron los mismos que me llevaron a abandonarlo a finales de 1977, después del escandaloso trágala que supuso la aceptación de la monarquía y de su bandera y la consiguiente prostitución ideológica que dejó a la clase obrera agarrada a la brocha. Los mismos motivos, digo, que me llevaron a participar en la fundación de Herri Batasuna en abril de 1978 y a aceptar los cargos de concejal, primero, y de responsable político en Andalucía después, ya dentro del área de Relaciones Internacionales, retirándome de la política activa en 1996. Mi participación en la Marcha a Rota de aquel año fue mi último acto oficial. Fueron dieciocho años de frenética actividad en los que me dediqué a explicar urbi et orbi la línea política de masas que hoy hace suya Bildu, habiendo alcanzado con el mismo programa el apoyo en las urnas de más de 313.000 personas mayores de edad. Aquella Herri Batasuna y la actual Bildu eran, son, dos formaciones políticas absolutamente legales por mucho que le disguste a Fernando Santiago. A eso me refería cuando mencionaba nuestras distintas interpretaciones de los conceptos democracia, justicia y vida. Yo he dedicado la mía a luchar por la libertad y por la justicia, jamás he utilizado la violencia (que, dicho sea de paso, me parece un obstáculo para alcanzar objetivos políticos) y tengo una hoja de servicios impoluta desde el punto de vista democrático. Tú, en cambio, eres un connotado tránsfuga que no ha dudado en dejar a los pies de los caballos a cualquier compañero que estorbase tu ansiada ascensión al olimpo local. Por cierto, no escribiste una sola palabra denunciando a los dirigentes del PSOE que enaltecieron públicamente a terroristas convictos a las puertas de la cárcel de Guadalajara, alguno de ellos amigo tuyo. Será que tienes una sensibilidad tan acusada como bipolar, de esas que se activan selectivamente según sean el origen geográfico y los objetivos del terrorista en cuestión. El personal nos conoce a los dos. Los dos tenemos amigos y enemigos, muchos de ellos anónimos que, en su cobardía, esperan emboscados la ocasión propicia para hacernos daño. Pero nuestros círculos no son ajenos a la teoría de conjuntos, aunque su intersección es el conjunto vacío. Mis amigos me quieren y respetan por mi sola persona, pues saben que de mí sólo pueden recibir un consejo o un abrazo. Los que tú crees amigos, sin embargo, piensan (y sé de lo que hablo) que eres un mindundi soberbio y faltón que, eso sí, les puede ayudar a paliar los efectos de la crisis. Te aseguro que no te arriendo la ganancia. errazkin@gmail.com

Pag 1 de 1
<< 
<-
  1
-> 
>>


AÑADE TU COMENTARIO


Nombre:
Email:
Comentario:
Código:  images/validacion_ix.png
Escriba Cod:
 
 
 
12 Noticias (c) 2011